lunes, 30 de junio de 2008

¡¡YA TENEMOS CASA!!

Ha sido un viaje relámpago, visto y no visto. Lo mejor es que estábamos de vuelta para poder animar a España abiertamente (allí en Alemania hubiera dado un poco más de corte). No han sido ni tres días, pero hemos disfrutado de una acogida y un calor humano que nos ha conmovido. y que no se olvidarán fácilmente. Además hemos podido comprobar cómo el Señor va por delante, cómo nos está cuidando y cómo nos mima con detalles de pura ternura. Y es que nos conoce bien y sabe lo débiles que somos. Y sobre todo sabe qué necesitamos. Pues bien, eso es lo que hemos encontrado en Alemania: lo que necesitamos.

No me han dejado hacer fotos a la casa, porque igual que a nosotros nos han sorprendido, nosotros también queremos sorprender a nuestros hijos, que ellos también vean lo mucho que les ama su Padre del Cielo. La casa es una casa baja, como nos habían dicho; con tres habitaciones, como nos habían contado. Pero lo que no nos habían dicho es que es un pareado, con tres habitaciones muy grandes, con su pequeño jardín y reformado a la última. La cocina nos la dejan amueblada, lo cual ya es un alivio. Pero además nos deja el frigorífico, que no es de los típicos alemanes (de media altura, sin congelador), sino uno alto y de dos puertas!!

Lo gracioso es que vimos la casa ya después de haber firmado. Sí, ya sé, esas cosas se hacen al revés. Pero al ser la única casa que tenía esta inmobiliaria (esa que confiaba en estos africanos del sur de Europa, con niños salvajes -y muchos-, sin oficio ni beneficio...), pues no había mucha elección. Eso sí, la inmobiliaria nos pidió su comisión antes de firmar, contante y sonante. A lo mejor tampoco se fiaban tanto ;-) Tuvimos que recorrernos varios cajeros y usar todas las tarjetas que llevábamos para poder conseguir el dinero. Pero al final se consiguió, nos dieron las llaves y nos fuimos de inmediato a ver la casa.

Allí pillamos al dueño, aún desmontando muebles. Era un hombre joven. Está recién separado y se va a vivir a otra ciudad. Nos pedía permiso para dejarnos mobiliario allí dentro (la nevera, estanterías...). ¡Le dijimos que todo lo que quisiera! Me apuntaba Luciano que sólo con el frigorífico ya nos había regalado una mensualidad. Pero eso sí, si nos dejaba también el televisor plano de tropecientas pulgadas del salón, él mismo nos pegaba un tiro para quedarse con la casa ;-)

Otro día seguiré contando más anécdotas de este primer viaje a Alemania. Creo que merece la pena ver cómo Dios provee (por si hay alguien ahí que aún no lo ve muy claro...).

2 comentarios:

Jose dijo...

Este blog es una pasada!!!

Tia dijo...

Otra superbendicion: Teneis a un poco mas de 1 de distancia a vuestra prima Melinda y a su excelentisimo novio Fabri. Estan los dos dispuestos a ayudaros con la mudanza. Ademas, el teneros tan cerca ya es una bendicion para ellos. El ver la decision tan drastica que habeis hecho, bajo las circumstancias, ya es un testimonio vivo para ellos y para todos nosotros.
Ya sabeis, David vencio a Goliat dandole en la cabeza. La cabeza de Goliat simboliza la mente carnal/dragon/Anticristo. Reclamar siempre la mente y el pensar de Cristo y vencereis siempre al enemigo que es la serpiente que en el Eden era pequena pero que ahora se ha convertido en un dragon en la mente carnal terrenal, diabolica humana. Esta es una guerra espiritual donde solamente Cristo, La Roca ,puede transformar la baja dimension y la carnalidad diabolica que en estos dias refleja la condicion interna de la humanidad. Que Su Gracia y Su Misericordia os encapsule a vosotros y a todos los que os rodeen. Amen
Tia